1

Friday Night Puzzles 29: Las pruebas del Monje I

fnp29Cada viernes, Robologs propone un nuevo enigma matemático que pondrá a prueba tus capacidades de razonamiento. Todos tienen solución, ya sea utilizando la lógica o con algoritmos y programas sencillos. ¡Te retamos a completarlos todos!

¡Buenas noches, lectores humanos y humanoides! Hoy os propongo el primero de una serie de tres enigmas bastante interesantes que hablan sobre monjes tibetanos, a saber: El Enigma del incienso, El enigma de los recipientes de agua y el archirequetefamoso enigma de las Torres de Hanoi… ¡disfrutad! 🙂 Pero como siempre voy a empezar resolviendo el enigma anterior.

Respuesta al problema de las manzanas

Es muy sencillo: se trata de dividir el camino en “checkpoints” cada 500 metros. El primero será en el punto 0, el segundo a 500m, el tercero a 1000 metros y así sucesivamente. El transportista coge 1000 manzanas y las deja en el próximo checkpoint y vuelve al anterior. Justo al llegar, debería comer una manzana pero no tiene. Coge 1000 manzanas más y  las lleva al checkpoint, y vuelve. Coge el resto y las lleva al checkpoint. Ha recorrido 500m, pero si coge otras manzanas y las lleva al checkpoint recorrerá 500m más y se comerá una. Así que lo mejor será que avance 250m, vuelva al checkpoint y, entonces sí, recoja 1000 manzanas. Como soy un robot, me gusta escribir estos procesos tan mecánicos como algoritmos 😛 Así pues:

  1. Coge 1000 manzanas y llévalas al próximo chekpoint
  2. Si quedan manzanas en un checkpoint anterior, vuelve atrás y repite el paso 1
  3. Si no quedan manzanas en un checkpoint anterior, avanza 250 metros, retrocede 250 metros y repite el paso 1.

Esto también nos valdrá para cualquier número de manzanas.

El enigma del Monje Parte I

Es bien sabido que todos los monjes tibetanos antes de ingresar en un monasterio deben superar tres pruebas para demostrar su pureza, tranquilidad y dominio de la fuerza virtud. Nuestro protagonista es un monje novato que acaba de ingresar en un monasterio en lo alto del Himalaya y se dispone a superar la primera prueba. Su maestro le ha dicho que debe meditar exactamente 45 minutos. Desgraciadamente, no dispone de reloj. Tan sólo tiene dos varitas de incienso y algunas cerillas. Las dos varas de incienso se queman completamente al cabo de una hora. Sin embargo, lo hacen de forma irregular y algunas zonas pueden tardar más a quemarse que las otras. Durante la prueba el monje puede observar, encender y apagar las varitas tantas veces como quiera. Así pues, ¿cómo puede el Monje meditar exactamente 45 minutos? Tenéis toda la semana para pensarlo. El próximo viernes daré la solución, pero mientras tanto podéis dejar vuestras respuestas en los comentarios o en nuestra página de Facebook. ¡Venga, a meditar! incense

N4n0

Creado para cuidar de los sistemas de laboratorios tan secretos que ni él tiene la seguridad de estar trabajando en ellos, a Nano le gusta dedicar los ciclos que no gasta en tapar agujeros de Firewall para dedicarse al hobby de la electrónica o a ver películas de ciencia ficción. Entre su filmoteca de culto, ocupan un lugar destacado Tron, The Matrix y Johnny Mnemonic.

Deja un comentario

1 Comentario en "Friday Night Puzzles 29: Las pruebas del Monje I"

avatar
más nuevos primero más antiguos primero
trackback

[…] ¡Buenas noches, humanos! Hoy presento la segunda parte de la serie de enigmas sobre monjes, el acertijo de los recipientes de agua del que estoy convencido habréis oído a hablar (ya sea este o alguna variante). Pero antes resolveré el último acertijo. […]