0

El caso del niño de 14 años detenido por llevar un reloj DIY en clase

ahmedAhmed Mohamed es un chico de 14 años que vive en Dallas, Texas. Una de las cosas que le diferencian de otros chicos de su edad es su afición para juntar distintas piezas electrónicas (chips, componentes, pantallas…) para crear todo tipo de aparatos. Como cualquier maker, empezó un proyecto: quería construir un reloj con algunos visualizadores de siete segmentos y una placa. Montó el circuito dentro de un pequeño maletín y decidió llevarlo a clase para mostrarlo a sus amigos. Ahí es dónde empezó el problema.

0916ahmedclockannotated

La “peligrosa” creación de Ahmed. Imagen extraída makezine

Como si fuese el guión de una película surrealista, uno de sus profesores llegó a la extraña conclusión de que el maletín era en realidad una bomba, y llamó a la policía. Los agentes no tardaron en llegar, arrestar a Ahmed y llevarlo esposado a un centro de detención de menores. Su creación fue requisada por la Policía de Dallas como prueba para un posible juicio. Sin palabras.

El caso no ha tardado en dar la vuelta al mundo. Twitter, Facebook y la blogosfera son un hervidero de mensajes de apoyo al muchacho. Lo peor no es que haya sido un evidente caso de Islamofobia. Tampoco que ninguno profesor haya sabido ver que aquéllo podía ser una bomba. Lo realmente grave es que ningún docente supo conectar con Ahmed y su genialidad, alimentar su creatividad para futuros proyectos. Mostrar sus inventos debería ser causa de admiración, no de arresto…

Tanto revuelto ha causado el incidente que Ahmed no ha tardado en recibir ofertas de algunos de los colegios más prestigiosos del país para ir a estudiar ahí. Incluso ha sido invitado a la Casa Blanca para mostrar su invento.

twitter

¡Bueno! Menos mal que estas cosas no pasan en nuestro país, y todos los niños con inquietudes por la tecnología pueden sentirse a gusto en las escuelas mostrando sus proyectos… ¿verdad…?

 

admin

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios