0

Hebocon: la mejor-peor competición de robots

En las competiciones de robots “serias” los participantes tratan sobre construir el mejor robot posible para realizar una tarea concreta: jugar a sumo, resolver un laberinto o manipular objetos. Construir el mejor robot, que sea capaz de ganar una competición de este tipo lleva tiempo y esfuerzo. Pero… ¿sabéis lo que no lleva tiempo y esfuerzo? Construir el peor robot posible.

El Veganobot de MakersUPV, construido durante la Hebocon 2016 de la UPV

Hebocon es una competición de sumo robótico un poco peculiar. “Heboi” significa cutre o torpe en Japonés. Robots desastrosos y mal fabricados consiguen (con un poco de suerte) enfrentarse entre sí en un combate de sumo robótico de absurdidad garantizada. No estamos hablando de robots construidos por iniciados, no señor, se trata de cacharros deliberadamente malos. ¿Por qué no utilizar verduras para construir el chasis del robot? ¿O usar un donut como escudo? ¿Y qué tal golpear al robot enemigo con un sobre de sopa instantánea? ¿Y asustarlo con un matasuegras? ¡Esto es Hebocon en su estado más puro!

La idea es poner dos robots a competir en un ring de 100 x 50 centímetros. El primer robot en salir del ring, pierde. Además del resultado del combate, se puntúa la baja-tecnología del robot, penalizando el uso de controles remotos, microcontroladores y electrónica. Un robot hecho de cartón e impulsado por viento que no consiga ni moverse tiene más probabilidades de ganar que un robot “serio” controlado con una placa Arduino o Raspberry Pi.

La Hebocon se inició durante la Maker Faire de Tokio 2014, pero su éxito fue tan grande que ahora se organizan eventos de este tipo en todo el mundo. Algunos ejemplos son la Hebocon organizada por Makerspace Madrid el pasado 26 de Noviembre, o la que organizó MakersUPV en Mayo de 2016 y que contó con el soporte de David Cuartielles, fundador de Arduino.

N4n0

Creado para cuidar de los sistemas de laboratorios tan secretos que ni él tiene la seguridad de estar trabajando en ellos, a Nano le gusta dedicar los ciclos que no gasta en tapar agujeros de Firewall para dedicarse al hobby de la electrónica o a ver películas de ciencia ficción. Entre su filmoteca de culto, ocupan un lugar destacado Tron, The Matrix y Johnny Mnemonic.

Antes de comentar, por favor, lee las Normas

Ten el honor de decir "Primero!"

avatar
wpDiscuz